Una empresa es sancionada por dar valoraciones negativas de una exempleada cuando llamaban para pedir referencias.

Nulidad radical de la conducta empresarial consistente en proporcionar valoraciones negativas de una exempleada a terceras empresas que la querían contratar y que llamaban para pedir referencias. Y en este caso, podría ser lícito que el responsable criticase el desempeño laboral de la empleada, pero se convierte en improcedente cuando realiza valoraciones relacionadas con el embarazo y con las demandas interpuestas por aquella para la reducción de jornada. Es lícita la grabación del gerente de una de las empresas en relación a contratación laboral de la trabajadora.

Fecha publicación: 9/23/2022
Volver al listado

Este sitio web utiliza Cookies propias para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.